FIGURA CESAR ROMANO ( PAPO ) 39804

FIGURA CESAR ROMANO ( PAPO ) 39804

FIGURA CESAR ROMANO ( PAPO ) César (en latín caesar) fue un título imperial. Deriva del cognomen de Gaius Iulius Caesar (‘Cayo Julio César’), el general, cónsul y dictador (nombrado por el Senado) romano que fue asesinado durante los idus de marzo de 44 a. C. La transformación del nombre familiar César en un calificativo imperial puede ser trazada desde 68, llamado el año de los cuatro emperadores; a principios del siglo II, Suetonio escribió las Vidas de los doce césares (De vita XII Caesarum), en las que describe las biografías de Cayo Julio César y los once primeros emperadores romanos hasta Domiciano.
7,50 €
Impuestos incluidos
 Últimas unidades en stock

local_shipping ENVÍOS GRATIS a Península a partir de 30€

Pago seguro

In-Store Advertising

Pídalo antes de 9 horas y 16 minutos y recíbalo entre mañana y jueves 29 octubre con Envío Urgente

Descripción

El significado concreto de César es muy discutido, y existen numerosas leyendas, aunque desde 208 a. C., en su propia gens, llamada Julia, ya existía un Sexto Julio César nombrado como pretor en Sicilia, sin embargo entre las leyendas se cuenta que el nombre se origina porque César había nacido de un parto por cesárea (de caésus, ‘cortado’), y que de este hecho deriva, como una especie de marca sobre su destino.1? En una leyenda de Elio Espartiano, autor romano de la época del Imperio, en su Verus escribe: «Los eruditos y expertos más reconocidos afirman que el primer portador de dicho nombre se le llamó así por haber matado en combate a un elefante, animal que en lengua cartaginesa se denomina caesar». Julio César también mantenía esta versión, según se infiere del elefante con la leyenda Caesar que mandó poner en sus acuñaciones numismáticas. La muerte del elefante debió de acaecer aproximadamente el año 250 a. C., durante la primera guerra púnica.2? El primer emperador, Augusto, llevó este nombre como un símbolo de su vinculación familiar con Julio César, quien lo había adoptado póstumamente. Así, según las convenciones romanas, pasó a llamarse Gaius Iulius Caesar Octavianus: ‘Cayo Julio César Octaviano’, habitualmente designado como «Octavio» antes de recibir el título de Augusto. Debido a razones políticas, Octavio eligió enfatizar su relación con Julio César (ya que no era hijo natural suyo, sino simplemente adoptado) al autodenominarse simplemente «emperador césar» (nombre al que el Senado Romano agregó honoríficamente el título Augustus —‘majestuoso’ o ‘venerable’—, en el año 27 a. C.), sin ostentar ningún otro elemento de su nombre completo. El sucesor del emperador Octavio, su hijastro Tiberio, también ostentó el nombre César como título. Su nombre natal era Tiberius Claudius Nero (Tiberio Claudio Nerón), siendo adoptado por Octavio el 26 de junio del año 4 como Tiberius Iulius Caesar. De esta forma se estableció un precedente: el emperador designaba a su sucesor al adoptarle y otorgándole el nombre de «César».

Ficha técnica

PAPO
0241-039804